Sabemos de primera mano que las residencias actuales no se caracterizan exactamente por la amplitud de sus cocinas, sino más bien todo lo opuesto puesto que cada vez tienden a ahorrar más espacio en esta estancia para dárselo a lugares como el comedor. Puesto que bien, el día de hoy en Cocinas Suarco os contamos todo sobre el poder del color blanco y las posibilidades que ofrece en espacios reducidos.

El blanco es homónimo de pureza y la primera cosa que transmite es iluminación a cualquier sitio, por esta razón su utilización es perfecta en cocinas de pequeñas dimensiones para acrecentar la sensación visual de espacio. Este lo podemos emplear tanto en el propio moblaje, como en los azulejos o bien el suelo. Quizá en este último punto, no todos estéis conforme pues el suelo blanco es bastante “sucio” para una estancia que se usa tanto como la cocina mas existen ahora suelos de microcemento pulimentado en blanco o bien suelos vinílicos muy simples de adecentar y donde la suciedad no es tan clara.

Con respecto a la distribución, para cocinas alargadas y angostas, mejor tener solo una de las paredes con moblaje en color blanco o bien tonos suavísimas puesto que cualquier otro color, va a hacer que parezca más angosta. Para cocinas cuadradas, mejor en forma de “U” y para cocinas alargadas mas no tan angostas, en forma de “L”.

Es esencial dar estrellato si contamos con una ventana de luz natural y la luz pueda colarse en todos y cada uno de los rincones.

Los accesorios de cristal o bien de color metálico asimismo asisten a lograr esta meta pues reflejan la luz y también alumbran el espacio.

Tampoco viene mal agregar otro toque de color a fin de que no sea el espacio tan monótono con lo que algún accesorio en color atractivo o bien la presencia de plantas ayuda bastante a darle más calidez.

Por ende, si precisas darle más espacio a tu cocina, aplica estos consejos y déjate aconsejar por nuestros especialistas que logran sacar siempre y en todo momento el máximo provecho a la cocina.”